Lactobacillus acidóphilus cepa LR-1

Probiótico, Acidófilo-108, vivos y activos, estabilizados a medio ambiente.

 

Microbiota Intestinal

Al nacer el ser humano no tiene ningún microorganismo en su tubo digestivo, éstos (Lactobacillus y bífidobacterias) toman contacto y se introducen en el mismo a partir del canal del parto y través del pezón al mamar, implantándose y colonizando el intestino grueso del bebé gracias al alimento imprescindible y esencial que es la leche materna, pues ésta la necesitan ambos seres vivos el bebé y los microorganismos lácticos. Nuestra relación con estos microorganismos verdaderos amigos o hermanos es de simbiosis  es decir, de ayuda mutua. El organismo pone a disposición de la microbiota un lugar idóneo el tracto digestivo (sobre todo el intestino delgado y el colon) para asentarse, estableciendo su ciclo vital con un flujo constante de alimentos adecuados, mientras que ella, nos proporciona en su conjunto una serie de múltiples funciones enzimáticas y metabólicas que facilitan la digestión del huésped y la absorción de los alimentos.

De toda la microbiota intestinal, la imprescindible o sea, la que va a controlar el equilibrio microbiano de dicho medio es la Microbiota Láctica (Lactobacillus y Bifidobacterias).

Que a partir de ese primer contacto natural en su medio o terreno entre microorganismos, bebé y leche materna. Se desarrollan bacterias lácticas como lactobacillus y bifidobacterias que producen elevadas cantidades de ácido láctico dextrógiro L+ y DL-neutro, así como ácido acético, que determinaran la acidez de ese lugar. Dominando e inhibiendo la vida de otros tipos de gérmenes prepatógenos y patógenos potenciales que requieren de un medio más alcalino.

En el interior del tubo digestivo (medio o terreno) conviven más de 400 billones de microorganismos constituidos por unas 500 especies distintas entre bacterias, virus, hongos y levaduras en perfecta simbiosis. Manteniendo un perfecto equilibrio entre sí, logrando mantener un intestino sano.

La microbiota por sí misma controlará el importante equilibrio intestinal, comenzando por la armonía ácido-alcalina del medio, por el control de la mucosidad:

  • Establecerá sustancias inmunológicas potenciando el sistema inmunológico,
  • Formará síntesis de múltiples enzimas, vitaminas del grupo B y K, y muy posible y todavía por conocer transmutaciones biológicas de sales minerales como por ejemplo convirtiendo el sílice en calcio.
  • También la microbiota hace una función importante de limpieza, ella limpia su casa, terreno o medio

 

El equilibrio de la microbiota intestinal se verá alterado principalmente por la dieta, pero también por el entorno tóxico del medio en que vivimos la gran mayoría de los humanos (grandes ciudades), por las emociones negativas humanas y el exceso de estrés.

Hoy en día existe un consumo desmesurado de alimentos desnaturalizados y manipulados sobre todo en hidratos de carbono y azúcar. También hay un exceso de proteínas (sobre todo de origen animal), así como de café, té chocolate, tabaco, medicamentos o drogas, que son una autentica amenaza para nuestra Microbiota Intestinal y también vaginal, sobre todo y principalmente para el microorganismo láctico Lactobacillus acidóphilus que es destruido por estos tipos de alimentos y situaciones, descompensando su porcentaje con respecto por ejemplo a la importante bacteria Escherichia Coli y por tanto, rompiéndose el delicado equilibrio o simbiosis existente entre ambas bacterias.

La alteración o desequilibrio de los microorganismos intestinales ácido-lácticos, da lugar a una pésima absorción de los nutrientes, así como a la formación de depósitos fecales (fecalomas), y a la consiguiente fermentación putrefactiva de estos desechos alterando la variación del pH intestinal (ligeramente ácido), lo que provocaría un aumento del pH alcalino, permitiendo de esta forma que se desarrollen microorganismos prepatógenos y patógenos potenciales de tipo infeccioso.

El Lactobacillus acidophilus es un microorganismo unicelular que pertenece al grupo de las bacterias microaerofilas de tipo bacilar Gran+, no espuruladas, inmóviles, raramente formando cadenas (sólo a veces intricadas).

Como el resto de las especies de su género, es catalasa negativo y citocromo negativo, tiñéndose fácilmente por los colorantes ácidos (de donde también proviene su nombre).

Pertenece al género de las Talophitas, al subgénero de las Thermobacterium (termófilos), son Homofermentativos obligados (sólo fermentan azúcares) y anaerobios, pudiéndose algunas cepas facultar en aerobios. Produce síntesis de ácido láctico dextrógiro L+ y DL –neutro, peróxido de hidrógeno, así como ácido acético (éste en menor cantidad) al fermentar los azúcares, eliminando dióxido de carbono. En el organismo humano se puede encontrar en las mucosas, sobre todas la vaginal e intestinal.

 

UN PROBIÓTICO ÚNICO Y DIFERENTE

Acidofilo-108,es un probiótico de última generación perteneciente a la cepa Lactobacillus acidophilus LR-1 1×109 UFC (unidad formadora de colonia) 1.000 Millones por gramo de producto, muy rico en bacterias ácido lácticas, que aporta en cada cápsula 450.000.000 de microorganismos vivos y activos, que se adaptan al terreno al ser facultativos aerobios y anaerobios. En su cadena trófica también son facultativos siendo homofermentativo y heterofermentativo facultándose según el sustrato del terreno (fermentan proteínas, azúcares y polisacáridos de grandes cadenas), también actúan  en terreno resistente a temperaturas entre 3º y 70ºC.

En el probiótico Acidófilo-108 los microorganismos se encuentran estabilizados a medio ambiente con toda su actividad. Tienen gran producción de ácido láctico Dextrógiro L+.

 

GARANTÍAS DE ELABORACIÓN Y MECANISMO DE ACCIÓN

Dentro de la dificultad que entraña la explicación del modo de acción de los microorganismos, como de buena parte de los antibióticos. Los probióticos presentan también grandes lagunas, sobre todo por su conservación (liofilización, congelación, otros,..) y utilización o uso. El efecto benéfico de los probióticos sobre los seres humanos, está más que probado y es conocido por muchos profesionales de la salud. Sin embargo, el problema reside en que estos probióticos cumplan una serie de garantías que aseguren óptimos resultados en todos los procesos y terrenos.

El probiótico Lactobacillus acidóphilus RL-1 las satisface todas. Sobre los resultados observados en pruebas de campo y los estudios realizados al probiotico Acidófilo-108, podemos concretar los siguientes mecanismos de acción:

Recuento.

El número total de microorganismos por gramo es de 1×109  U.F.C. /gr. como mínimo, lo cual garantiza con eficacia su modo de acción. El método biológico específico de recuento es el oficialmente reconocido del MMP (método más probable). Garantizando un mínimo de 1.000 Millones de microorganismos por gramo.

Inocuidad.

La inocuidad del microorganismo Lactobacillus acidóphilus LR-1, está totalmente garantizada para el ser humano receptor en todos sus estados, no encontrándose interacciones y contraindicaciones de ningún tipo.

Estabilidad.

La cepa Lactobacillus acidóphilus LR-1, es totalmente estable a medio ambiente de todos sus caracteres (incluso a temperaturas de entre 3º y 70ºC); nuestra cepa se mantiene viva y activa, conservando todas sus propiedades durante 24 meses mínimo en condiciones de almacenaje apropiadas a temperatura de medio ambiente 15º a 22ºC.

Adaptación.

Una de las características más importante que debe cumplir un buen probiótico, es la capacidad de las bacterias que lo componen para sobrevivir al paso tan difícil del tracto gastrointestinal (estómago y duodeno), debido a las enormes diferencias de acidez y alcalinidad en estos terrenos y sobre todo  a su adaptación a los distintos medios y sus correspondientes pH.

El Lactobacillus acidóphilus LR-1 cumple estos requisitos debido a su proceso de elaboración por fermentación, siendo resistente al calor (más de 70ºC), a la acción de los ácidos (ácido clorhídrico), sales biliares, y a los propios antibióticos.  Por su clasificación y características facultativas el Lactobacillus acidóphilus LR-1 se adapta a cualquier medio de terreno.

Actividad.

En el proceso de elaboración de éste probiótico, hemos conseguido que los microorganismos que conforman el producto al no estar ni siquiera liofilizados, se mantengan activos y resistentes sin perder su acción, estando adaptados para soportar procesos de preparación de los alimentos (para su digestibilidad o su conservación), para su  utilización como activador fermentativo, como complemento probiótico o en su caso crema o pomada para la piel; así como su almacenaje.

Produce.

A través de sus fermentaciones origina compuestos antimicrobianos, tales como ácido láctico dextrógiro L+ y DL-neutro; ácidos grasos volátiles; peróxido de hidrógeno, ácido acético y bacteriocinas (proteínas con acción bactericida contra determinadas especies bacterianas).

Esta cepa Lactobacillus acidophilus LR-1 de 4ª generación está adaptada a la respiración aeróbica y anaeróbica, que a través de las distintas etapas mutativas por su elaboración biotransformativa, es capaz de ejercer como director de orquesta fermentando hexosas y pentosas con o sin producción de CO2, pero degradando también proteínas y grasas, convirtiéndolos a su vez en azúcares simples, aminoácidos y ácidos grasos de cadena corta respectivamente.

El Lactobacillus acidóphilus LR_1 ha sido mutado en fases de pases sucesivos hasta convertirla en una bacteria homo-heterofermentativa facultativa, para así poder ampliar su campo de acción trófica. Trabaja eficazmente en terrenos alcalinos y ácidos logrando el equilibrio de medio, pues se alimenta y logra fermentar sustratos fibrosos de largas cadenas, proteicos y ricos en glúcidos, mejorando el medio y/o el producto final.

Este probiotico se utiliza industrialmente en los siguientes campos: como conservador/antioxidante de los alimentos vivos y frescos; potenciador de la ecología intestinal como probiótico directo; como equilibrador de las células cutáneas;

Como activador fermentativo para mejorar los alimentos a través de una fermentación dirigida, consiguiéndose una mejor y mayor utilización de sustancias vitales, siendo un microorganismo bastante termo resistente.

 

Funciones del Lactobacillus acidóphilus LR-1 contenido en el probiótico Acidófilo-108:

  • Producción de compuestos antimicrobianos  como: Ácido Láctico L+Dextrógiro, Peróxido de hidrógeno y Bacteriocinas (lactacina, acidofilina, acidolina y otras).
  •  Elaboración de ácidos orgánicos como el láctico, acético, pirúvico, carbónico,…
  • Competición por los sitios de colonización.
  • Resistente a los ácidos del estómago y a la bilis
  • Resistencia a las enzimas proteicas intestinales y estomacales
  • Se adhiere a las células intestinales de la mucosa
  • Inhibe el crecimiento y la adhesión de patógenos a las mucosas intestinales vaginales y uretrales, mostrando efectos positivos en la prevención de infecciones del tracto urinario.
  • Debido a su acción ácido-láctica contrarresta la putrefacción intestinal que junto a los folículos linfoides, evitan gran cantidad de procesos infecciosos.
  • Mayor aprovechamiento de las fibras (celulosa) al extraer sustancias vitales con las que sintetizan aminoácidos, provitaminas (A, D, E, y K), así como el complejo de vitaminas B.
  • Favorece la asimilación de minerales (sobre todo el calcio) y oligoelementos.
  • Producción adicional de enzimas.
  • Menor autointoxicación, al controlar la producción de amonio, aminas, enzimas tóxicas y entero toxinas
  • Acción antifúngica (hongos cándidas)

Los probióticos son microorganismos vivos que si son ingeridos vivos y activos en cantidad suficiente ejercen un efecto positivo en la salud mejorando el equilibrio de la microbiota intestinal. Cuando el sistema gastrointestinal goza de buena salud, con una producción de mucus y una colonización bacteriana adecuadas, previene la invasión de las bacterias patógenas, impide que los problemas inflamatorios se generalicen y actúa sobre los mecanismos patológicos.

Los probióticos ayudan a restaurar la integridad de la mucosa y el equilibrio de la microbiota. Actúan igualmente sobre el sistema inmunitario, estimulan diversos elementos implicados en la defensa y la integridad de las células intestinales y refuerzan la respuesta inmunitaria frente a determinadas infecciones.

Las investigaciones han demostrado que Acidófilo-108:

  • Actúan sobre la diarrea infecciosa causada por virus o bacterias. En los niños, la previenen, reducen su duración y la intensidad de los síntomas, incluso en el caso de diarrea por rotavirus. En muchos casos, previenen la diarrea del viajero y/o atenúan sus manifestaciones;
  • Previenen, alivian o ambas cosas, la diarrea asociada a los tratamientos con antibióticos;
  • Mejora la intolerancia a la lactosa, favoreciendo la conversión de la lactosa en ácido láctico; controlando también  la intolerancia al gluten.
  • Controla y regula, impidiendo la colonización de la mucosa gástrica por Helicobacter pylori; que combinado con tratamientos farmacológicos o naturales, ayudan a sanar la infección;
  • En las personas inmuno-deprimidas, como pacientes infectados por el VIH, Rotavirus,  refuerza el sistema inmunitario y disminuyen los episodios de diarrea;
  • Reduce el riesgo de cáncer de colon: En ciertas poblaciones que consumían cantidades importantes de productos fermentados y ricos en fibra, se observaron tasas inferiores de cáncer de colon;
  • Alivia las patologías intestinales inflamatorias;
  • Ayuda a prevenir las recaídas en la colitis ulcerosa; imprescindible en colon irritable.
  • Presenta  una acción inmuno-moduladora: estimula el sistema inmunitario intestinal;
  • Si la madre lo ingiere durante el embarazo, parecen disminuir el riesgo de eccema atópico y de otras enfermedades alérgicas e intolerantes en el niño;
  • En los niños alérgicos, puede disminuir la gravedad de los síntomas y las recaídas;
  • Aumenta la respuesta inmunitaria de la vacuna;
  • Refuerza el sistema inmunitario debilitado de los ancianos y reducen la duración de la infección invernal; es importante tomarlo con todo tratamiento a partir de los 65 años.
  • Tienen efecto hipocolesterolemiente; llegando a suponer una disminución del colesterol de hasta el 22%:
  • Efecto muy beneficioso en caso de candidiasis  intestinal y sobretodo vaginal.

 

El complemento probiótico Acidófilo-108 con su cepa Lactobacillus acidophilus LR-1, es un producto elaborado y envasado biológicamente, apto para veganos y sin lactosa. 


 

Rafael Labhat
Graduado en Naturopatía y Trofólogo.
Experto en: 
o Naturopatía Funcional con Sales de Schüssler. 
o Homeopatía y Reflexología. 
o Microbiología Láctica Intestinal.
Autor del libro “Como mejorar la salud de tus huesos”, Ediciones Natural, Madrid 2010

¿Quieres recibir las novedades de Trofodiet?

Suscribete a la newsletter y ponte al dia de todas nuestras novedades

Consentimiento

Aún no hemos terminado, para finalizar la suscripción es necesario que vaya a su buzón de correo y confirme la suscripción.

X